domingo, 23 de enero de 2011

Apolo,"el dios de la belleza, la poesía y la música"





Apolo es hijo de Zeus y Leto y hermano de la diosa Ártemis. Hera, celosa de Leto, había perseguido a la joven por toda la tierra. Cansada de errar, Leto buscó un sitio donde dar a luz a los hijos que llevaba en su seno, y en toda la tierra se negaban a acogerla, temiendo la cólera de Hera. Sólo una isla flotante y estéril, llamada Ortigia (la isla de las Codornices) o tal vez Asteria, consintió en dar asilo a la desventurada. Allí nació Apolo. Agradecido el dios fijó la isla en el centro del mundo griego y le dió el nombre de Delos(la brillante). Al pie de una palmera, el único árbol de toda la isla, Leto aguardó el parto durante nueve días y nueve noches, pues Hera retenía a su lado a Ilitía, la divinidad que preside los partos felices. Todas las diosas, especialmente Atenea, se hallaban junto a Leto, pero nada podían hacer en su favor sin el consentimiento de Hera. Finalmente, resolvieron enviárle a Iris para rogarle permitiese el alumbramiento, ofreciéndole para aplacar su ira un collar de ámbar y oro. Fue entonces cuando Hera dejó que Ilitía se encaminara hacia Delos.
Leto dió a luz primero a Ártemis y con la ayuda de ésta a Apolo. En el momento de nacer el dios, unos cisnes sagrados volaron sobre la isla, dando siete vueltas a su alrededor- pues era el séptimo día del mes-.
Se representa a Apolo como un dios muy hermoso, alto, notable especialmente por sus largo bucles negros de reflejos azulados. No debe de extrañar que tuviese numerosos amoríos con ninfas y con mortales.
Apolo no limitó sus amores a las muchachas, también amó a los hombres. Los más célebres son los héroes Hiacinto y Cipáriso, cuya metamorfosis( el primero se convirtió en jacinto y el segundo en ciprés) afligió profundamente al dios.
Dios del vaticinio y de la música, dios pastoral, cuyos amores con las Ninfas y los mancebos trocados en flores y árboles lo unen íntimamente con la vegetación y la naturaleza.
Apolo era también un dios guerrero capaz, con su arco y sus flechas, de enviar desde lejos una muerte rápida y dulce.


Apolo y Dafne


Se enamoró,por primera vez, de la ninfa Dafne pero ella le rechazó.Tanto la violenta pasión de Apolo como el rechazo de Dafne se debía a que Cupido, irritado por las bromas de Apolo, le disparó, a él, una flecha de oro para que se enamorase de ella, mientras que a Dafne, le dirigió un plomo para que le rechazase.

Apolo persiguó a Dafne con todo tipo de súplicas amorosas, siendo todas ellas rechazadas, hasta llegar al río Peneo donde antes de que Apolo le diese alcance, Dafne pidió ayuda su padre, el dios del río.
Para ayudar a Dafne,su padre, le convirtió en laurel dejando a Apolo atónito y sin amante.


1 comentario: