martes, 25 de enero de 2011

Mi aportación personal: La presentación del blog.






¡¡Hola!! No está mal que después de 10 entradas contando las "historias de los dioses" me anime a presentaros mi idea sobre este blog.

Como la mayoría de mis seguidores"forzosos"(compañeros de clase y familiares) sabéis, este blog nace como una actividad de la asignatura de Técnicas de Comunicación e Información del primer curso del Grado de Humanidades.
Cuando el profe nos pidió que eligiéramos un tema para hacer el blog que estuviese relacionado de alguna manera con las Humanidades, me volví loca queriendo dar con uno que me resultara  interesante, y que estuviera  a la altura de las expectativas del profesor.

Elegí la Mitología Griega porque en otras asignaturas del grado éstos dioses  aparecían constantemente y, aunque siempre había oído hablar de ellos en rasgos generales, no  tenía un perfil claro de cada una de las divinidades.
 Desde el principio mi intención ha sido siempre esa la de describir a los diferentes dioses  y en ocasiones contar pequeñas leyendas, a modo de cuentos, que fuesen fáciles de leer y asimilar (ya tenemos "los compiladores de buscadores", "metabuscadores", "opacs", y demás términos de dificultosa asimilación y lectura) para poder ir conociéndolos.
Toda la información la he sacado de los libros "Diccionario de la mitología griega y romana" de  Pierre Grimal, y "Diccionario de la Literatura Clásica" de M.C. Hotwatson, aunque en ocasiones he recurrido a Wiki-pedia y algún otro blog de leyendas.
Hoy me he animado a hacer esta nueva entrada, tan diferente, porque estoy estudiando la teoría sobre los blogs y en ella se habla de ellos como de "diarios personales" y la verdad  es que, hasta este momento,  no había dado ninguna impresión ni aportación personal sobre el tema.
Poco a poco voy consiguiendo mi objetivo de conocer de una manera sencilla a estos dioses y me gustaría que a los que me estáis leyendo y ,como yo, no tenéis grandes conocimientos sobre el tema os esté ocurriendo lo mismo.
Espero vuestros comentarios, diciéndome si "mis cuentos" os parecen demasiado sencillos y breves y si creéis que debería profundizar más en la genealogía  u otros temas e, incluso, estaría bien abrir un debate sobre la vida de estos mismos personajes ya que pienso que sus comportamientos dan  mucho juego.
En fin, como presentación y participación personal, ésto es todo. Solo me queda daros las gracias por haber dedicado parte de vuestro tiempo libre, que sé que es poco, a leerme.












domingo, 23 de enero de 2011

Apolo,"el dios de la belleza, la poesía y la música"





Apolo es hijo de Zeus y Leto y hermano de la diosa Ártemis. Hera, celosa de Leto, había perseguido a la joven por toda la tierra. Cansada de errar, Leto buscó un sitio donde dar a luz a los hijos que llevaba en su seno, y en toda la tierra se negaban a acogerla, temiendo la cólera de Hera. Sólo una isla flotante y estéril, llamada Ortigia (la isla de las Codornices) o tal vez Asteria, consintió en dar asilo a la desventurada. Allí nació Apolo. Agradecido el dios fijó la isla en el centro del mundo griego y le dió el nombre de Delos(la brillante). Al pie de una palmera, el único árbol de toda la isla, Leto aguardó el parto durante nueve días y nueve noches, pues Hera retenía a su lado a Ilitía, la divinidad que preside los partos felices. Todas las diosas, especialmente Atenea, se hallaban junto a Leto, pero nada podían hacer en su favor sin el consentimiento de Hera. Finalmente, resolvieron enviárle a Iris para rogarle permitiese el alumbramiento, ofreciéndole para aplacar su ira un collar de ámbar y oro. Fue entonces cuando Hera dejó que Ilitía se encaminara hacia Delos.
Leto dió a luz primero a Ártemis y con la ayuda de ésta a Apolo. En el momento de nacer el dios, unos cisnes sagrados volaron sobre la isla, dando siete vueltas a su alrededor- pues era el séptimo día del mes-.
Se representa a Apolo como un dios muy hermoso, alto, notable especialmente por sus largo bucles negros de reflejos azulados. No debe de extrañar que tuviese numerosos amoríos con ninfas y con mortales.
Apolo no limitó sus amores a las muchachas, también amó a los hombres. Los más célebres son los héroes Hiacinto y Cipáriso, cuya metamorfosis( el primero se convirtió en jacinto y el segundo en ciprés) afligió profundamente al dios.
Dios del vaticinio y de la música, dios pastoral, cuyos amores con las Ninfas y los mancebos trocados en flores y árboles lo unen íntimamente con la vegetación y la naturaleza.
Apolo era también un dios guerrero capaz, con su arco y sus flechas, de enviar desde lejos una muerte rápida y dulce.


Apolo y Dafne


Se enamoró,por primera vez, de la ninfa Dafne pero ella le rechazó.Tanto la violenta pasión de Apolo como el rechazo de Dafne se debía a que Cupido, irritado por las bromas de Apolo, le disparó, a él, una flecha de oro para que se enamorase de ella, mientras que a Dafne, le dirigió un plomo para que le rechazase.

Apolo persiguó a Dafne con todo tipo de súplicas amorosas, siendo todas ellas rechazadas, hasta llegar al río Peneo donde antes de que Apolo le diese alcance, Dafne pidió ayuda su padre, el dios del río.
Para ayudar a Dafne,su padre, le convirtió en laurel dejando a Apolo atónito y sin amante.


lunes, 17 de enero de 2011

Ares"dios de la guerra"

                                              Obras de arte inspiradas en la mitología.
Identificado con el itálico Marte.

Hijo de Zeus y Hera.

Ares es el dios de la guerra por excelencia. Es el espíritu de la batalla que goza con la matanza y con la sangre.

En Troya combate casi siempre del lado de los troyanos, aunque poco le importa la justicia de la causa que defiende; por eso puede ayudar perfectamente a los aqueos.

Se representa con coraza y casco y armado de escudo, lanza y espada.

Su tamaño es sobrehumano y profiere gritos terribles. Generalmente combate a pie aunque también se le ve en un carro tirado por cuatro corceles.
Le acompañan demonios que le sirven de escuderos y que son sus hijos: Deimo(Terror) y Fobo(Temor)

Ares habita en Tracia, junto al reino de las Amazonas que son hijas suyas.

La mayoría de los mitos en los que interviene Ares son mitos guerreros, pero no siempre sale vencedor.Por el contrario, parece como si los griegos se hubiesen complacido en mostrar la fuerza bruta de Ares burlada por la más inteligente de Heracles o por la viril prudencia de Atenea.

La leyenda atribuye a Ares muchas aventuras amorosas.La más celebre es, sin duda, la que nos lo presenta unido clandestinamente a la diosa Afrodita, pero tuvo también muchos hijos con muchas mujeres mortales.

La mayoría de sus  hijos fueron hombres violentos, que agredían a los caminantes, los mataban o se entregaban a actos de crueldad. O bien son héroes secundarios que representan un papel en los mitos guerreros.

Los animales consagrados a Ares son el perro y el buitre.

miércoles, 12 de enero de 2011

Hera, "la diosa más grande"

Hera es la más grande de todas las diosas olímpicas. Es la hija mayor de Crono y Rea, y por tanto, hermana de Zeus. Como todos sus hermanos y hermanas, excepto Zeus, fue tragada por Crono, pero fue devuelta a la vida por la astucia de Metis y la fuerza de Zeus.
Fue criada en los confines del mundo por Océano y Tetis, a quienes Rea la había confiado cuando la lucha entre Zeus y los Titanes. Siempre les había quedado agradecida, y más tarde, al producirse la riña entre Océano y Tetis, se esforzó en reconciliarlos. Luego Hera se casó con Zeus, las bodas fueron solemnes. Era- dice Hesiodo- la tercera mujer que Zeus tomaba "en justo matrimonio". Se decía, sin embargo, que el amor de Zeus y Hera era muy antiguo, y que se habían unido secretamente cuando Crono reinaba todavía sobre el Universo.

Existen diferentes versiones sobre el lugar donde se celebró el matrimonio. La más antigua lo sitúa en el jardín de las Hespérides, que es el símbolo mítico de la fecundidad, en el seno de una eterna primavera.
Hera es la protectora de las mujeres casadas. Se le representa como una mujer celosa, violenta y vengativa. A menudo se irrita contra Zeus, cuyas infidelidades significan para ella otros tantos insultos. Persigue con su odio no sólo a las amantes de su esposo, sino incluso a los hijos que han tenido del dios. Los mitógrafos cuentan que las manzanas de oro del jardín de las Hespérides son un regalo de Rea a Hera por su boda, y que la diosa las encontró tan hermosas que las plantó en el jardín, al borde del océano. 
A veces la cólera de Hera tiene otros motivos. Cuentan que un día la diosa discutía con Zeus sobre quién gozaba más intensamente de los placeres del amor, el hombre o la mujer. Zeus sostenía que eran las mujeres, mientras Hera afirmaba lo contrario. Consultaron a Tiresias que había tenido experiencias con ambos sexos y Tiresisas dio la razón a Zeus. Hera llena de ira privó de la vista a Tiresias. En Roma fue identificada con Juno.

martes, 11 de enero de 2011

Ártemis, "la diosa de la luna y las fieras"


                                                              Reconstrucción del Templo d Ártemisa






Ártemis se identifica en Roma con la Diana itálica y latina. Aunque ciertas tradiciones hacen de ella la hija de Deméter, suele ser considerada como hermana gemela de Apolo, hija como él de Leto y Zeus. Ártemis nació en Delos, la primera de los dos, y tan pronto como hubo nacido, ayudó a venir al mundo a su hermano. Ártemis permaneció virgen, eternamente joven, y es el prototipo de la doncella arisca, que se complacía solo en la caza. Como su hermano, va armada de un arco, del que se sirve contra los ciervos y también contra los humanos. Atribuyese a sus flechas las muertes repentinas, sobre todo las indoloras. Es vengativa, y fueron numerosas las víctimas de su cólera. Uno de sus primeros actos fue dar muerte, junto con su hermano, a los hijos de Niobe. Mientras Apolo, en una cacería en el monte Citerón abatía a los seis mozos uno tras otro, Ártemis mataba a las seis muchachas que habían quedado en casa. Esta acción se la había dictado a las dos divinidades el amor a su madre, a quien Niobe había insultado. También en defensa de Leto, los dos niños apenas recién nacidos mataron al dragón que se disponía a atacarlos, y también por ella acometieron y dieron muerte a Ticio, que trataba de violar a Leto.
Un episodio de los trabajos de Heracles narra como el héroe había recibido de Euristeo la orden de traerle el ciervo de cuernos de oro consagrado a Ártemis. Heracles, queriendo no herir ni matar al sagrado animal, lo persiguió durante todo un año, hasta que al fin, cansado, lo mató. Inmediatamente se aparecieron Ártemis y Apolo para pedirle cuentas, y el héroe logró apaciguarlos cargando a Euristeo la responsabilidad de aquella persecución.
Los antiguos interpretaron ya a Ártemis como la personificación de la Luna que anda errante por las montañas. Su hermano Apolo era también considerado como personificación del Sol. Pero lo cierto es que no todos los cultos de Ártemis son lunares, y que la diosa en el panteón helénico, ocupó el lugar de la "Señora de las fieras"