sábado, 26 de marzo de 2011

Dioniso, "dios del vino y del éxtasis"








Hijo de Sémele y de Zeus. Cuando Sémele quedó embarazada de Zeus, su celosa esposa Hera, tomó aspecto humano y  la persuadió de convencer a Zeus de que le visitara con todo el resplandor de un dios. Zeus lo hizo así y ella fue fulminada por sus rayos.Zeus rescató a su hijo que aún no había nacido de entre las cenizas y lo colocó dentro de su muslo del que nacería  a su debido tiempo.

Al nacer fue entregado a las ninfas del monte Niso, de donde proviene su nombre, recibió culto e introdujo el cultivo del vino.

Ya adulto, Dioniso descubrió la vid y su utilidad, pero Hera lo enloqueció y en este estado anduvo el dios por Egipto y Siria. Llegó hasta Frigia donde la diosa Cibeles lo purificó.Curado, Dioniso se encaminó a Grecia, donde no fue bien recibido por el rey Licurgo, que intentó fallidamente coger prisionero al dios. Dioniso fue refugiado por la nereida Tetis en el mar.
Creyendo Licurgo , enloquecido, destruir la vid que era la plata sagrada de su enemigo, se cortó una pierna y al mismo tiempo cercenó las extremidades de su hijo. Vuelto a la razón se dio cuenta de que también sobre su pais había caído un azote de esterilidad.

Dioniso, fue el dios del vino y del éxtasis.

Característico del mito de Dioniso es la máscara, símbolo del abandono de  la identidad y medio de transformación de la personalidad.

Se relacionan con su culto el ditirambo, variedad de la poesía  lírica coral griega, la tragedia y la comedia, todos ellos representados en sus festivales.

Los griegos lo identificaron con el dios Osiris, y los romanos con Baco.