jueves, 28 de abril de 2011

Demeter," diosa maternal de la tierra"



Pertenece a la segunda generación divina, la de los Olímpicos. Es hija de Crono y de Rea, la segunda que nació de esta pareja.
Su personalidad religiosa y mística a la vez, es muy distinta a la de Gea, la tierra, concebida como elemento cosmogónico. Es la diosa de la tierra cultivada, especialmente del trigo.
Deméter se halla estrechamente vinculada a su hija Perséfone, y las dos constituyen una pareja a las que simplemente llaman " las diosas".

Perséfone era la única hija de Deméter, que concibió con Zeus, crecía feliz entre las ninfas en compañía de las otras hijas de Zeus, y se preocupaba poco el matrimonio cuando su tio Hares se enamoró de ella y ,con la ayuda de Zeus, la raptó.

Desde este momento empezó para Deméter  su búsqueda que le obligó a recorrer todo el mundo conocido. Al desaparecer en un abismo, Perséfone lanzó un grito que al escucharlo su madre se le encogió el corazón, pero su búsqueda fue infructuosa.
Durante nueve días, con sus noches, sin tomar aliento, sin beber, ni bañarse, la diosa fue errante por el mundo, con una antorcha encendida en cada  mano. En el décimo día se encontró a Hécate que también había oído el grito pero no tuvo tiempo de ver al captor.

Irrritada la diosa decidió no volver al cielo. Sin embargo este voluntario destierro volvía la tierra estéril, y con ello se alteraba el orden del mundo, por lo cual Zeus ordenó a Hades que devolviera a Perséfone, pero esto ya no era posible puesto que estando en los infiernos la joven comió un grano de granada y rompió el ayuno encadenándola esta acción definitivamente.
Fue entonces cuando Deméter llegó a un pacto con los dioses. Ella volvería al Olimpoy Perséfone compartiría su tiempo entre su madre y el  infierno.





A partir de ese momento Perséfone subirá al cielo con su madre con los primeros tallos que aparecen en los surcos y volverá al reino de las sombras en la época de siembras. Por eso durante todo el tiempo que queda separada de Deméter, el suelo queda estéril; es la estación triste del invierno.

miércoles, 27 de abril de 2011

Hefesto, "dios del fuego"



Es hijo de Zeus y de Hera, pero a veces se pretende que Hera lo engendró sola, despechada por el nacimiento de Atenea, que Zeus había traído al mundo sin intervención de su mujer.

Hefesto es un dios cojo de nacimiento. Cuenta la leyenda que su madre avergonzada por este defecto decidió ocultarlo a los demás dioses, razón por la cual lo arrojó desde lo alto del Olimpo. Hefesto cayó en el océano donde Tetis y Eurinome, le salvaron la vida y lo criaron por espacio de nueve años en una gruta submarina. En el transcurso de estos años forjó y fabricó para ellas numerosas joyas, y les guardó siempre un profundo agradecimiento por sus bondades hacia él.

Para vengarse de su madre que lo arrojó desde el Olimpo, Hefesto fabricó en secreto un trono de oro, en el que unas cadenas sujetaban al que se sentara en él , y lo envió a Hera. Ésta se sentó imprudentemente y se quedó atada, sin posibilidad alguna de soltarse. Nadie conocía el modo de lograrlo salvo Hefesto. Lo dioses encargaron a Dioniso, que gozaba especialmente de la confianza de Hefesto, la misión de ir en su busca.
Hefesto hizo su entrada en el Olimpo, montado en un asno y una vez allí desató a su madre.

Hefesto es el dios de los mettales y de la metalurgia. Reina sobre los volcanes que son sus talleres y en ellos trabajan con sus ayudantes los Cíclopes. Hefesto es un inventor para quien ningún milagro técnico resulta imposible.

Siendo fisicamente deforme, cuentan las leyendas ,que tuvo mujeres de gran belleza. Famosa es su aventrua con Afrodita y la construcción de la tela de araña que la atrapó junto con su amante, Ares.